FORO IDENTIDAD A 3 TIEMPOS Isla de Margarita, 29 de octubre de 2016 . Memorias

Memorias del Foro. Registro de la Experiencia. España, Karla (2016)

El Foro Identidad a Tres tiempos se realizó bajo la modalidad de proyecto de cooperación interinstitucional entre la Universidad Nacional Abierta, el Centro de Estudio y Difusión de la Música Neoespartana, la academia de la Historia Regional y la Universidad Corporativa Sigo, sede anfitriona.

Identidad a 3 Tiempos fue inspirado en el marco de la efeméride del 12 de octubre,  con el propósito de generar un espacio para reflexionar en torno a los acontecimientos históricos y culturales que moldearon los procesos sociales identitarios, luego de la llegada de los españoles. Bajo este propósito, se plantearon tres dimensiones de análisis: etnia, afro descendencia e impacto Hispano.

Inicia el foro Francys Vasquez en nombre de la Universidad Corporativa, las palabras de apertura a cargo del CEDIMN y de la Universidad Nacional Abierta. La imagen de un caleidoscopio sirve de ilustración para invitar a la audiencia  a deducir, por analogía, una visión sobre la conformación del hecho cultural: un mosaico de múltiples y muy variadas piezas que, en su dinámica, componen una imagen compleja.

 

PONENCIA: CONQUISTA DE VENEZUELA. PROF, LUIS GARCÍA MULLER Coordinador de la Maestría en historia regional de UNIMAR.

Haciendo referencia a una adscripción analizada en ciudad de México, lugar donde ocurrió la masacre estudiantil más lamentable de América Latina, el ponente describió el México de esa época, abatido por el terremoto históricamente conocido. Las ruinas imponentes de un pasado ancestral. Así comienza a describir el sincretismo llamado “mestizaje” evidente en esa arquitectura. El elemento africano  incorpora el tercer elemento a nuestro mestizaje, mezclado con el europeo, el étnico y el proveniente de otros espacios. El actual movimiento migratorio vivido en Venezuela, está agregando nuevos elementos a nuestro mestizaje, representado, como en otras épocas,  mecanismos de aporte de elementos tangibles e intangibles expresados en idiomas, elementos productivos, culturales y otros que se originaron en principio, de un proceso colonizador que describe como violento y que luego se constituyeron en nuestra cotidianidad. En Venezuela, este proceso revistió al igual que en otros espacios latinoamericanos, un carácter violento.

El ponente plantea su desacuerdo como historiador con las fechas formales indicadas sobre el proceso de conquista. El proceso de colonización inició mucho antes en los territorios ocupados por nuestros aborígenes. Tales procesos comportaban un fenómeno similar: la conformación de ciudades sobre las aldeas, procesos de asentamiento de centros poblados con impacto inmediato sobre la ampliación de la frontera agrícola, un fenómeno  de asentamiento que continuó en los siglos IXX. En el Siglo XVI el proceso de conquista se generó desde varios sitios, simultáneamente: son ejemplos la conformación de ciudades en las islas de Cubagua y Margarita, Mérida, El tocuyo, Barquisimeto, Maracaibo, entre otras, centros poblados desde los cuales se conquistaban los territorios aledaños. Sus habitantes fueron sometidos a procesos forzosos de adoctrinamiento con la utilización de la mano de obra africana.

Hablar de la conquista de lo que hoy se conoce como Venezuela responde a siglos de gestación que surgen de procesos simultáneos ocurridos en diferentes regiones, disgregadas en un principio. Es necesario valorar el enfoque de la Historia Regional surgido a mediados del siglo XX y que ha generado cientos de estudios e importantes coloquios. La Maestría en Historia Regional de UNIMAR es un ejemplo de ello.

Durante el periodo colonial se observó la presencia de tres regiones: Una de ellas alrededor de Nueva Cádiz, la segunda alrededor de Cumaná y la tercera, en torno a Santo Tomé Corsario. Analizar la cultura como centro nodal, implica reconocer en ella el centro donde confluyen los elementos provenientes de todas las regiones. Indica Müller en su ponencia los elementos estructurales de la conformación nodal geográfica y de los rasgos productivos, culturales y sociales que los caracterizaron. Los principales afluentes naturales constituían elementos de delimitación geográfica que servían a estos fenómenos de asentamiento: Somos un producto resultante de procesos sociohistóricos, somos cambiantes. Hablar de la conformación de la conquista implica reconocer  que se inicia con la constitución de la Capitanía General de Venezuela en 1777. Esta tesis es manejada desde la visión de la historia regional y presenta contraste respecto a la visión tradicional.

En el ciclo de preguntas y respuestas, se generan las interrogantes: Leyenda dorada y leyenda negra, ¿se debe hablar de ellas? Y ¿cómo debemos llamar a esta efeméride: encuentro de dos mundos, conquista o cualquiera de los otros sugeridos?

Müller  inicia acotando la importancia conceptualizar estas expresiones. Indica que algunos historiadores analizaron la leyenda dorada, una visión de que los europeos que venían traían aspectos positivos, una especia de hispanofilia, como elemento contundente que trajo idioma, cultura culinaria, productiva. La leyenda negra es la antagónica a la anterior. Indica que todo aquello que hizo el español, fue oscuro: matanza, genocidios.

A juicio de Müller, ambas tendencias tienen la desventaja de convertir al historiador en un juez. En la ciencia de la historia no nos consideramos dioses, no somos jueces, somos personas que intentamos trabajar con enfoque objetivo sobre la interpretación de los fenómenos que se nos presenta sobre la historia. Ha llegado a la conclusión de no seguir ninguna de estas visiones extremas. En definitiva, el producto de la llegada de un extraño, somos nosotros, los mestizos. Las tres imágenes del Bolívar: el Bolívar Aguileño, el Bolívar de Caracas tradicional y el último elaborado por el investigador de la Universidad de Granada. Somos el producto de esa mezcla. En su tesis, no podemos negarnos, somos productos de un mestizaje hermoso,  no somos muestras puras de ningunas de esas culturas. Somos razas de todos que conformamos, ciertamente, un nuevo mundo.

¿Cómo denominar el 12 de octubre? Todas esas denominaciones tienen algo de verdad. Cada una se ubica en una perspectiva determinada. Da cuenta para cada una de esas visiones, de los diferentes argumentos empleados para el empleo de esa denominación. En definitiva, somos un pueblo mestizo y esos rasgos en particular nos dan fortaleza.

 

LA POESÍA Y LA PALABRA EN EL MESTIZAJE. PROF. RUBÉN DARÍO GUERRERO. Profesor de la Universidad Nacional Abierta, licenciado en Letras, Msc en Literatura Latinoamericana y Msc en Literatura Venezolana

La ponencia constituye  ensayo del autor sobre  lo que implica la poesía y la palabra en el mestizaje, un tema con muchas aristas, en especial por el elemento poético.  Inicia haciendo referencia a dos palabras de origen Warao: amigo “mi otro corazón” y alma “el sol de mi pecho”.

Al referirnos a la poesía y la palabra es necesario analizar el mestizaje y el uso poético en términos de la palabra. Desde la función estética de la literatura, genera implicaciones acerca de la percepción misma sobre la belleza, implica también la existencia de una cosmovisión propia alimentada de propios mitos, fábulas y leyendas que terminan construyendo códigos propios que traducen el imaginario colectiva.

Este imaginario es curtido con la expresión europea. Al analizar la expresión étnica, se observa una elevada carga poética que se evidencia en citas de textos breves poéticos provenientes de la percepción técnica sobre la naturaleza, desde la mirada aborigen. Al indagar sobre la visión del mundo desde esta mirada étnica, se destaca la presencia de la poesía. Importantes referencias literarias que han intentado explicar ejemplos donde se resalta la estética y la ética particular de las culturas expresadas a través de la palabra.

Las culturas étnicas específicas dan cuenta de la gran filosofía que esos pueblos aborígenes tenían sobre el mundo. Desde textos poéticos se perciben detalles cotidianos de la vida aborigen, sus mitos y creencias. En culturas sureñas se observan desde sus escritos, aspectos particulares sobre ritos vinculados a la naturaleza.

En la lírica Quechua el ponente señala textos específicos donde expresan en plegaria y ruegos llamados religiosos a sus deidades para invocar la llegada de las lluvias. El cuento, la palabra y la música, son descritas como elementos de la estética que permiten explicar, incluso, el origen del mundo desde su creación misma. Los Tepuy, por ejemplo, eran asumidos como elementos de conexión con lo divino.

El choque de cultura y la llamada aculturación son elementos necesarios de ser considerados. Las mutaciones culturales y los cambios sociales, se atribuyen como rasgos característicos de ese proceso de construcción de nuestras sociedades, constituidas en su lengua, en sus estructuras culturales muy cercanas. ¿De dónde deviene lo poético? “de la atmósfera cultural”: proviene de la carga que acompaña al hombre en su divino paso por la vida y que estará también presente en sus hechos cotidianos, en  sus sociedades, en sus altares, en sus casas. En  cantos populares actuales se hace referencia a estos símbolos materiales y espirituales: Negro soy, nada que temer, un texto de un poeta antillano que suma elementos a esta reflexión.

La llegada de los españoles a nuestra América generó un sinfín de cosmovisiones que seguramente dialogaban en francos antagonismos. Los conquistadores al encuentro de culturas completamente diferentes a las suyas, en procesos en los que las manos hacían el trabajo de la lengua. Con su llegada, surgieron las palabras y otros modismos en nuestras expresiones habladas. Guerrero hace referencia a listas de palabras y sus orígenes específicos que dan cuenta de la huella proveniente de nuestras mezcla árabe, europea. Palabras que llegaban a nuestro continente en bocas que experimentaban nuevas formas de comunicarse. ¡Que buen idioma el mío! El paso español por las Américas fue descrito en su violencia, a través de la palabra. Da cuenta de episodios típicos de la conquista, de su carácter violento y de lo que podían ser las expresiones de lamento sobre la pérdida de la cultura aborigen que agregaba nuevas palabras a su lenguaje.

De esa manera, Guerrero en su ponencia, pasea por diversos países y regiones, describiendo desde la poesía, el proceso de conquista, que llama la atención el marcado tono de tristeza en la reflexión sobre el proceso.  Cierra su ponencia con poesía dando las últimas descripciones de su teoría sobre el proceso.

En el ciclo de preguntas, la poetisa Emilia Marcano. Describe al profesor Muller con un aura de sapiencia que disfrutó. Pregunta a Rubén Darío, en ese proceso que dio origen a nuestra estirpe, a su impresión, surge desde la mirada poética, nuevos elementos en la retórica. Le parecen interesantes las frases empleadas por el ponente sobre poesía latinoamericana. Hace referencia específica de los textos empleados sobre el ponente. Y finalmente pregunta ¿Cuál es su enfoque sobre la construcción de la retórica?

Guerrero responde que desde su visión, “la calle y la educación permanente tiene la respuesta”, ha entendido que nuestros discursos poéticos vienen muy relacionados con el proceso de mestizaje. Nada más propio para representarlo, que los elementos de uso cotidiano que ha diferido de lo que ha sido la estética europea o las escuelas clásicas de la retórica. El tono conversacional en la calle, el de todos los días, enriquece nuestra complejidad. Nuestra realidad es marcada por esa estética. Hace mención hacia investigadores que han estudiado la estética de lo cotidiano. Reconocer los elementos que nos singularizan y nos hacen tener un rostro, una palabra, una voz. Ese elemento está en el mundo de todos los días, en nuestra existencia con sus particularidades familiares, culturales, en nuestros amores. Esos elementos son incorporados a nuestro discurso poético.

VIDEO DOCUMENTAL SOBRE LA ETNIA WARAO. Régulo Briceño

En el marco del Foro, fue presentado el Video “La Etnia Warao”, una producción de Régulo Briceño. En medio de los paisajes majestuosos del delta y musicalizado con cantos waraos, se desarrolla esta impactante producción audiovisual.

Inicia el documental mostrando la filosofía del warao sobre su comprensión del mundo natural y cómo está asociado a su historia, a su cuerpo y a su espíritu. Con la participación de representantes de la etnia, debidamente asesorados y avalados en su singular e histórica estructura organizativa, los personajes entrevistados van mostrando su visión sobre su entorno y sobre cómo la historia y los procesos de “civilización” generaron presiones sobre el hábitat natural de la etnia Warao, impactando sus tierras, su modo de vida y su cultura, al punto del exilio de sus tierras.

El revelador documental mostró a los asistentes una realidad profundamente  conmovedora, que sugiere pendientes por resolver a una sociedad que aún no se hace cargo de sus pertenencias históricas.

En el panel de expertos invitados para el análisis del documental,  se encontraban el autor del video, Régulo Briceño, el Maestro Roki Viscuña y el fotógrafo José Biogia.

Viscuña, desde su rol como Director del Centro de estudio y Difusión de la música Neoespartana, planteó la analogía entre el proceso de desplazamiento de la etnia warao de sus tierras,  con lo que desde su óptica ha percibido como un desplazamiento de la cultura margariteña por el advenimiento de elementos foráneos.

Así como ocurre con todas las etnias indoamericanas, los cantos Warao guardan correspondencia con el idioma y la lengua del chamán y sus mecanismos de comunicación con lo que hace llamar “el inframundo” Refiere algunos cantos empleados por el chamán para expulsar el mal: Los chamanes usan 3  tipos de maracas como instrumentos, una de ellas es de uso exclusivo del Gran Chamán. Desde el punto de vista de los cantos, en comunidades aborígenes se evidencia la presencia de un repertorio sacro, pero existe también un repertorio cotidiano. El Warao, según las indagaciones del ponente, es la etnia que más emplea la música.

Describe los instrumentos musicales empleados por los grupos étnicos, detalles sobre los insumos para su fabricación y modos de utilización, que en ocasiones implica su uso como parte del vestuario, que obliga al movimiento corporal para su activación. Muchos de esos instrumentos eran adquiridos por intercambios. Musicalmente son muy prolíferos, se habla de cantos que solo pueden realizar ciertos segmentos de la comunidad, ya sea por edad o por condición social específica. Castos de despedida de los difuntos, de celebración de los nacimientos y otros hechos cotidianos.

José Biogia, prestigioso fotógrafo y participante en la elaboración del video documental, hizo referencia al impacto a las actividades de producción minera en la zona y advierte sobre la necesidad de sensibilización para restar la fuerza de esta amenaza. Comenta episodios vivenciados en el proceso de producción de la obra.

Sergio Gallardo, reconocido percusionista del estado Nueva Esparta,  destacó una de las escenas del video documental en el cual se muestra, entre los múltiples usos Waraos del moriche, el uso culinario del gusano del moriche.

Romeo Arismendi, Coordinador del Centro Cultural de Coche y organizador del Festival de Diversiones de Coche durante 40 años,  informó a la audiencia que ha participado en algunas investigaciones con foco en el fenómeno de transculturación. A tenor de los valores, le llama la atención la excelente organización social del warao, para quienes rechaza la descripción como  “salvaje”. En atención a la obra titulada “el dolor de la educación”,  hizo un llamado por la necesidad de valorar nuestros recursos, tal como los Waraos lo hacen, desde el amor. Esa visión desde el amor nos ha faltado y debería ser elemento de enfoque para nuestros docentes.

Los Waraos, desde su sabiduría son capaces de vencer a las culturas más sofisticadas. Se observa en el documental el deseo por parte de los miembros de la etnia Warao, de recuperar lo que sienten que han perdido. Saben quiénes son y es lo fundamental. Responder esta pregunta no es fácil para el mundo civilizado. Más allá de qué hacemos, saber quiénes somos es indispensable.

Emilia Marcano señala que el video es muy efectivo y aleccionador. Señala que le sorprendió la “extrema juventud” del cacique. Pregunta si desde esta etnia el sabio o el más anciano no es la cabeza más visible. También le sorprendió su expresión y el lenguaje utilizado.

Régulo Briceño indica que dentro de la etnia se dividen en comunidades, dentro de ellas, el más sobresaliente es quien tiene el poder de decidir. Los voceros del video son representantes de la etnia, son personajes que han estudiado y no constituyen las figuras de máximo poder de la organización. Entrar a la comunidad pura no es sencillo, razón por la cual los informantes claves del video no son sus representantes máximos. A los fines del video documental, se aprovechó la participación de quienes podían expresar el mensaje y quienes, según sus propias reglas, estaba más accesible dentro del proyecto y quienes estaban autorizados por el cacique para desempeñar tal función. Quien protagonizó el video consultaba al concejo de ancianos sobre lo que ocurría. Todo debe ser aprobado por ese órgano social. En este sentido, los ancianos sobrevivientes son los que componen la estructura de esa instancia decisoria.

ENCUENTRO CON LA AFROVENEZOLANIDAD. Cesar silva y Eudora Quintana

Se da continuidad al Foro con la participación de los investigadores Cesar Silva y Eudora Quintana. La presentación se realizó en 3 tiempos: una presentación, una demostración en vivo y la proyección de un video documental.

Hablar de la afro venezolanidad implica un análisis histórico. Las interrogantes de la ponencia se orientan a conocer de qué partes del África llegaron los elementos que adoptó nuestra cultura. Con apoyo gráfico, se mostraron las apreciaciones de los investigadores sobre la dinámica de participación de Europa en los procesos de conquistas, los acuerdos y tratados internacionales orientados a “repartir” la propiedad de los espacios conquistados.

La ponencia fue sustentada con extractos de los tratados específicos y los países implicados en los mismos, especialmente los que vinculaban a las potencias hegemónicas y tenían incidencia en el fenómeno migratorio Afro. Presentó muestras sobre las teorías de lo que pudieron ser esas rutas y procesos de reparto. En imágenes de la costa africana, explicaron fenómenos sociales que caracterizaron los flujos de grupos negros en el proceso de la conquista. El Congo y el Gran Congo, con una muy importante participación en el proceso de mestizaje.

Sobre la adopción del término “afro” para describir los aportes provenientes del África, el ponente indicó que en estudios iniciales se asumía que los aportes venían del gran Área Nabtúi. Comentó que se generaba duda sobre el aporte africano a nuestra cultura. Citó estudios específicos de otros investigadores que han analizado la realidad afro venezolana, estudios descriptivos, etnográficos o comparativos entre ambas culturas. Del área del Congo, describió que proviene del aporte de la cultura africana hacia la construcción de nuestra afro venezolanidad. Elementos diversos de su cultura lingüística, culinaria, artística, artesanal, han influenciado nuestros rasgos culturales.

Aportó detalles específicos que ejemplificaron este fenómeno influenciador. Otra distinción de interés para el análisis fue la afro descendencia, que posiciona a Venezuela como el 3er país de América Latina con mayor proporción de población afrodescendiente.

El año pasado inició el decenio mundial de la afro descendencia, celebrado desde la ONU bajo el lema de reconocimiento, educación y desarrollo. Se habla de 3 reparaciones: lo ético, lo histórico, lo educativo y un cuarto elemento que se suma informalmente: el elemento político.

Fueron aportados datos provenientes  del censo último censo y cuestionó los resultados obtenidos en la indagación sobre el auto reconocimiento de la afro descendencia. Un significativo segmento de la población afrodescendiente, no se reconoce como tal.

En la distribución geográfica,  la mayor concentración ocurre en el estado Miranda. A partir de la herencia Congo algunos instrumentos fueron adaptados en la afro venezolanidad. Se concentra su utilización  en Aragua, Miranda, Falcón, Carabobo, Yaracuy, Zulia, Bolívar.

La estrada Afro la Venezolanidad se produce en Cubagua. En 1526 se concede la primera licencia para la introducción de esclavos a la Isla de Cubagua para explotación de perlas. Inicialmente eran permisos y licencias, que luego adquirió un rango comercial de carácter internacional de mucho impacto, considerando dos claras distinciones en estas transacciones: esclavos o esclavizados, según su condición activa. La ponencia aportó datos interesantes sobre la llegada de los barcos negreros a la Isla de Margarita según  investigaciones de Jesus Chucho García en los archivos de España y Francia. Fueron mostradas muy crudas imágenes de cómo eran transportados en barcos y las condiciones infrahumanas en las que eran tratados. Viajes de 3 meses en los que eran mantenidos en una suerte de jaula.

El escudo de la Asunción como el único escudo en Margarita que conserva imágenes de la presencia de negros. En el escudo del estado se excluye la canoa de los negros, incorporando solo la presencia blanca o mestiza. Se ha observado una segunda versión del escudo con imágenes que tienen más semejanza con los negros de la canoa en el escudo inicial. Propone un análisis más profundo sobre el tema ya que sería el único escudo de Venezuela en el que para su diseño, fue considerada la imagen de los negros.

La manifestación del obispo en 1759 dio cuenta del sonido de tambores que tocaban en el Copey y no le permitieron dormir.

Eudora Quintana y Cesar Silva tuvieron la oportunidad de trabajar 10 años en Barlovento, tiempo en el cual iniciaron una investigación exploratoria de carácter científica desde la UCV, con dos años de levantamiento de información de campo y el resto en procesos de investigación acción, que les permitió sumergirse en la realidad afro descendencia, inicios de sus estudios en la material. Años después tuvieron la oportunidad de vivir y trabajar en el África, desde sus áreas profesionales. Durante este tiempo, ambos investigadores lograron evidenciar elementos comunes en esas comunidades del África, con los vivenciados en Barlovento. Su estancia en el África les permitió tener incidencia en 4 provincias. Pudieron en su experiencia, establecer claras similitudes en la gastronomía, medicina, producción agrícola, prácticas de siembra. Esa época la describe como una fase de investigación vivencial, basada en la comprobación de hipótesis. Observaron en el campo de la música, semejanza en los instrumentos, en los cantos, especialmente existentes en Angola. Dos puntos tan distantes como Tacariguita y el Congo, con muchas similitudes que inspiraron el estudio de los investigadores.

En la última fase de su participación, compartieron con la audiencia, una muestra solo con tres componentes de comparación, de los muchos en los cuales encontraron similitudes: canto, música y bailes.

Inició la sección musical con un canto que da apertura a la fiesta de San juan Bautista con un Malembe. La segunda muestra es comentada por Eudora Quintana, presentaran la Pichimba, tocada por un tambor grande venezolano que se utiliza en Curiepe. Quintana explica que el bailarín dramatiza las tonalidades que le invita el instrumentista. Se trata de un baile de salón.

Describe el tipo de instrumentos según la modalidad de percusión, el tipo de madera y el número de membranas. La confección implica considerar elementos naturales como la luna en la cual es cortada la madera. Aportó algunas referencias sobre la elaboración. Describió los tipos de instrumentos según su habilidad para generar sonidos internos (idiófonos) o membranófonos, si requiere la instalación de membrana de cuero para que genere el sonido al ser percutida.

Pasan a ofrecer muestras sobre cantos a la cruz de mayo. En esta manifestación el baile no se realiza, la adoración se realiza solo desde el canto. Cesar Silva indicó algunas combinaciones entre elementos afro con elementos llaneros y explicó a la audiencia presente, las diferencias en el baile que su experiencia le ha permitido observar en distintas regiones de Venezuela donde la música y el baile afro se han asentado.

 

…………………………………………………………………………………………………..

Actividad de la Cátedra de Identidad, José Joaquín Salazar Franco “Cheguaco” avalada por el vicerrectorado Académico de la Universidad Nacional Abierta dentro del marco del Programa de Desarrollo Cultural y Socioproductivo del subprograma de Extensión Universitaria, y por la Fundación Cheguaco, desarrollada en alianza con las siguientes instituciones:

  1. Centro de Estudio y Difusi{on de la Música Neoespartana (CEDIMN)
  2. Academia de la Historia Regional
  3. Asociación de Cronistas del estado nueva Esparta
  4. Diario sol de Margarita
  5. Universidad Corporativa Sigo-

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s