PASCUA MARGARITEÑA. Diversión, fiestas y parranda Isla de Margarita 14 de diciembre de 2017 . Memorias

Memorias del Foro
España, karla (2016)

En los espacios de la Universidad Corporativa Sigo (UCS), se realizó el Primer foro Las Pascuas: …. parranda y diversión. Un espacio de reflexión sobre la identidad creado dentro del marco de la Cátedra Libre de Identidad José Joaquín Salazar Franco “Cheguaco”. Con la coorganización de la Universidad Nacional Abierta (UNA), el Centro de Estudio y Difusión de la Música Neoespartana (Cedimn), la Academia de la Historia Regional, la actividad inició con las palabras de Dunia de Barnolla, Roki Viscuña y Zandra Herrera, Directores de las instituciones organizadoras.
En las palabras de inicio, De Barnolla en su carácter de Directora de la UCS, agradeció a los participantes y explicó el alcance y perspectivas futuras de la Cátedra Libre José Joaquín Salazar Franco, proyecto a cargo del nodo de Formación y Gestión del Conocimiento de esa institución. Herrera aportó argumentos desde la perspectiva académica, indicando que en el marco institucional de la UNA, la actividad forma parte de la programación de la Unidad de Extensión Universitaria y se vincula a la línea institucional de inserción de la extensión en el currículo de las carreras. El Foro tuvo como propósito presentar a la colectividad, elementos históricos y simbólicos de identidad presentes en los acontecimientos sociales propios de las pascuas de natividad.
El modernismo no ha suprimido la parranda. Pudiera haber más personas participando de ellas, inclusive. No ha habido una merma, se ha transformado. La producción musical y sus elementos han incrementado a lo largo del tiempo. El espacio permite preguntarnos ¿Por qué parrandeamos? ¿De dónde viene esta costumbre?
Las visiones son variadas y la respuesta se vincula con el momento histórico y de la clara comprensión sobre “aquello que llamamos parranda” Supone que se vincula a la celebración del nacimiento de Cristo, como hecho religioso. Pero en el hecho musical, hace referencia al periodo decembrino que culmina el 2 de febrero con la Fiesta de la Candelaria. Lo que se llamó la pascual se puede vincular con tradiciones judías. El cristiano asume como pascua dos momentos: la resurrección (coincidente con los judíos) y la Pascua de la Navidad (celebración del nacimiento del niño)
En Venezuela, esa celebración comenzó en Cubagua. Allí se estableció la primera iglesia, lo que hace presumir que es el inicio de la fe cristiana en América. ¿Qué traían los españoles para celebrar la navidad? : Sus cantos litúrgicos y los llamados Villancicos. Hablar de Villancicos invita a diferenciar la música que se hacía en el Burgo (ciudades amuralladas) y la música que se hacía fuera de ellas “en las Villas”. El término Villanos, alusivo a aquel proveniente de las Villas, y su música, pudo haber sido el origen de los Villancicos.
Los Villancicos tenían una característica particular. Mariano Picón Salas decía que entre aquellos pobladores se reconocían poetas y vihuelistas. Reconoce esta referencia el ingreso de romances y villancicos. Lo anterior asocia las parrandas o Villancicos con la celebración cristiana de la navidad. Los Villancicos son entonces cánticos propios del salón parroquial o en el desarrollo de funciones litúrgicos. El Villancico profano se asocia con la parranda y el villancico religioso con el aguinaldo. Se asemejan a los aguinaldos.
Durante la edad media los músicos trabajaban en palacios o venían de la iglesia, muchos otros provenían de las Villas. Al describir los Villancicos en cuanto a su estructura o al fenómeno social que le hace contexto, los rasgos que se describen permiten establecer ciertas semejanzas con los aguinaldos. Se usan también instrumentos comunes en cuanto a la sonoridad pretendida pero con otros instrumentos. La rítmica de la historia varía. Los tiempos (musicalmente hablando) son muy variados.
En el Renacimiento la música académica ya había evolucionado hacia la polifonía. El villancico, por ser mucho más sencilla, era más y mejor socializado. Destaca el ponente la existencia de un género que deriva en un canto polifónico que fue también denominado Villancico, pero advierte que no se trata de aquel al cual se hace referencia en la presentación. El compás 5/8 es un rasgo característico del villancico tradicional, que lo hace característico en Venezuela.
Desde su enfoque, explica Viscuña que Luego de la llegada de los Villancicos, comienza a emplearse el nombre de “aguinaldo”. Al respecto ofrece algunas referencias históricas que le sirvieron de argumento durante su presentación: los Vascos celebran el 5 de febrero, las fiestas de Santa Águeda. En estas fiestas ocurrían cantos en las casas, llevados de casa en casa, en una fiesta comunitaria que solicitaban “las santas águedas” pidiendo fondos para sus propósitos. A este fenómeno social, los vascos llaman “Aguinaldo”.
Viscuña explica que el instrumento que da origen al furruco, es una vasija de arcilla con cubierta de cuero. El laúd europeo dio origen al cuatro tradicional venezolano. La pandereta española es sustituida por la charrasca, las castañuelas por las maracas. Por analogía, pareciera haber similitud entre los instrumentos europeos y los venezolanos.
En Margarita la música tradicional incluye muy variados géneros. La gaita, el polo, el galerón, las jotas y las diversiones, entre muchas otras. En épocas de pascuas siguen sonando en navidad. Viscuña declara la existencia de una fuerte relación entre los cantos tradicionales y la música española, en especial, la proveniente de las Islas Canarias. Los músicos neoespartanos, por tradición, se convierten en participantes activos en la parranda. Aún los más connotados maestros vinculados a la música académica.
En los últimos años, siglo XX, comienzan a generarse agrupaciones muy variadas. Se observa un comportamiento similar: el verso improvisado, una tradición que se ha ido perdiendo, teniendo más énfasis el canto sobre la estructura elaborada; el ir de casa en casa; una celebración jocosa, prolongada (varios días de parranda). Dos fechas marcaban el cuándo las parrandas debían detenerse: la celebración de Santa Inés, el 21 de enero o el día de la Candelaria, el 2 de febrero.
En Margarita, el 25 de diciembre, ocurre la parranda del Cerca’o, una parranda que se desplaza por todas las casas de este centro poblado. El maestro Yrael Antuares señala que muchas otras parrandas son reconocidas: la Parranda del Callejón, la del 1ro de Enero, la Parranda de Maita y Paíto, la parranda de la Mata Podrida, la del Centro cultural del Pedregales, entre muchas otras.
La parranda ha evolucionado con el tiempo. Ha mutado, teniendo una fuerza extraordinaria. La mayoría de los músicos menores de 30 años que participan en agrupaciones tradicionales, son parranderos.
El maestro Antuare hace referencia al hecho social de la parranda: simbólicamente estar en una casa, sacar un cuatro y comenzar a cantar, es sin duda, parrandear.
Los temas de la parranda también son muy variados. El énfasis sobre la temática romántica es importante. Se usa muy poco la improvisación. Hoy en día la posibilidad de disponer de escenarios más elaborados (tarimas), favorece la interpretación de versos aprendidos. Un hecho social natural propio de la evolución, pero que debe también hacer reflexionar sobre la necesidad de rescatar la improvisación.
Los timbres generados por instrumentos también suelen ser muy variados. En Margarita las Agrupaciones Corales también participan activamente en parrandas con versos aprendidos. Por innovadores que sean los movimientos, siempre hacen referencia a elementos tradicionales. Su difusión es “de calle”, ya que el espacio en medios de comunicación es muy restringido.
El maestro Pulvart manifiesta haber vivido una hermosa tradición. Se trata de una diversión con el nombre de la Vaca del Copey en la que se usan elementos que emiten fuegos artificiales.
Luis Velásquez Cortesía, investigador de elementos costumbristas, indicó que en 1927 inició la diversión de la “Vaca con Cohetes”. Para esa época, refiere que había un grupo de músicos de la Asunción que trasladaron esa tradición al Copey, con José “Cheito” Velásquez como uno de los precursores. El Copey ha sido forjador de tradiciones y parrandas.
Antuare explicó que en las fiestas de san Juan Evangelista se quemaba una vaca, también vinculado a manifestaciones religiosas. Esto ocurría en Altagracia, promovido por pobladeños asentados en esta población.
Viscuña reflexionó sobre el hecho de que la tradición Vasca no solo se manifestó en el Villancico como expresión musical, sino como hecho social del dar y recibir: en Margarita no solo parrandeamos con el aguinaldo tradicional. El ritmo 5/8 es muy característico nuestro. La gaita margariteña está también muy vinculada con la tradición de la navidad. La décima espinela en la gaita. Utiliza el mismo compás y casi el mismo ritmo (amerengado) que usa el aguinaldo. Es la única que utiliza coros, propio de una parranda, por analogía.
Un gaitón grabado por el reconocido Dr. Cervigón, interpretado por pescadores, se compone por 4 versos tipo estrofa y 6 que se cantan bajo la figura de coros. Los improvisadores sólo trabajan sobre los primeros 4 versos de la décima. Ésto que ocurre hace suponer al ponente que se trata de un intento por socializar esta manifestación popular, a los fines de lograr mayor participación de los asistentes en una parranda. Indica que ha sido sugerido que la Jota maconga era cantada en el trayecto en el que se caminaba de un lugar a otro de la parranda.
Hoy en día las emisoras neoespartanas no suelen difundir la música de parranda. A pesar de ello, hoy en día hay un elevado número de parranderos jóvenes que han venido refrescando y fortaleciendo el patrimonio de cultores parranderos que impactan positivamente la preservación y difusión de los elementos de identidad neoespartanos.
En su presentación, el maestro Lubert Pulvart inició su planteando a la audiencia la interrogante: ¿la parranda es un género o un hecho social? A su juicio, debería considerarse como un género musical con variaciones, así como las presentes en el joropo. La existencia de la parranda central, la parranda margariteña, entre otras, dan cuenta de ello.
Hoy en día hablamos de la parranda como una acción de compartir y disfrutar. La propuesta teórica de Pulvart se titula: la parranda margariteña, equilibro entre el hecho cultural y el hecho comercial. Intentó describir lo que ocurre ahora, sobre la base de lo que ha sido su experiencia al frente de la prestigiosa agrupación musical neoespartana “Parranderos de la Paz”.
En principio conviene comprender qué es cultura. Implica hablar de un sistema de valores inacabados. No se trata de una mezcla ordinaria de ingredientes. Implica algo sistemático, dinámico, en el cual al cambio de uno sólo de sus elementos, genera una transformación sobre todo el sistema.
Hoy en día, el impacto de las redes sociales es importante. Lo que desde allí ocurre moldea nuevos valores y hace que la dinámica de producción cultural sea un proceso continuo e inacabado.
Importante es analizar el sentido antropológico de la cultura “el ser humano como centro”, la presencia del hombre y sus acciones. La utilización del término inculto es inaplicable, desde el punto de vista antropológico, la sola existencia nos implica como seres con cultura: nuestros valores, ideas, pensamientos, gastronomía. El hombre produce el hecho cultural y éste, a su vez, modifica la cultura que se reinventa continuamente a sí misma. Esa concepción de la cultura da indicios para explicar lo que ha sido la evolución de la cultura, la cual se reinventa.
En la parranda margariteña conviene entonces comprender la cultura como objeto de estudio. Quienes han estudiado hechos cultuales suelen vincularla a su campo laboral. Eso conduce a una búsqueda permanente de la diversificación.
La parranda como un campo laboral, implica un análisis detallado. Implica que el hecho cultural debe convertirse en algo sustentable. La pasión por la música ha hecho concebir e idear mecanismos para hacer de la música un modo de sustento. La sociedad actual no parece concebir con facilidad el carácter sostenible de la música, ese es un factor de muy importante consideración. En las agrupaciones parranderas pareciera haber ocurrido una revalorización del hecho musical como un medio de sustento. “Vivir de la cultura”, que no es “ser vividor de la cultura”
Lo anterior obliga a consumar el hecho natural en dos elementos: esencia y producto. Se requieren decisiones importantes para que esto pueda ocurrir: para convertir la parranda en un producto atractivo. Eso genera consecuencias positivas y otras negativas. En su experiencia comenta haber recibido más consecuencias positivas.
Reflexionar sobre la dinámica y estética de la propuesta artística implica analizar cómo se trabaja la parranda, en esencia. El caminar por las calles cantando, es el hecho social a observar. Requiere también pensar en los detalles de ese hecho. ¿Cómo hacerla artísticamente aceptada? Lamentablemente debe regirse por los estándares. Para trabajar la dinámica y estética se debe analizar el uniforme, la diagramación de la puesta en escena, dónde deben ubicarse los instrumentistas, la posición de los cantantes. ¿Cuál debe ser la dinámica? En el caso de Parranderos de la Paz, la escuela inicial fue la experiencia de los Topotopos, por ser muchos de sus integrantes, descendientes de los miembros de esa emblemática agrupación parrandera del estado Nueva Esparta. Pero el diseño de este proyecto requería pensar en un modelo similar a ese pero con adaptaciones propias de esta nueva agrupación.
Se hizo necesario pensar en la pertinencia y diversidad de los contenidos: lo jocoso, lo romántico o lo cotidiano siempre debe estar presentes porque describen y ratifican el hecho social. Sin embargo, aun cuando sea un hecho social suficientemente valorado, el paradigma de mercadeo no tolera ciertas fórmulas. Demanda el uso de letras sencillas, con las cuales las personas se identifiquen rápidamente. El uso de contenidos frescos y jocosos.

El romanticismo es un tema universal y atemporal. Parranderos de la Paz mediáticamente, ha sido catalogado como “creadores de la parranda romántica” El maestro Pulvart acota que ya existía hacía mucho tiempo. En cuanto al mecanismo de transmisión del mensaje, Augusto Ramos, autor de mi prenda participaba en fiestas parranderas. Desde la estrategia del marketing es posible vender todo producto. El marketing pudiera incluso alterar la realidad, la esencia.
Se requiere absoluto cuidado con la expresión gramatical, la coherencia de las expresiones, y adaptarla a los estándares comerciales.
Un elemento de suma importancia se refiere a la necesidad de ajuste en la calidad de sonidos, duración de cada tema a lo estipulado por los medios. La grabación de un disco, por ejemplo, debe cuidar el proceso de masterización.
En Margarita se han diversificado los estudios de grabación. Se hace necesario perfeccionar la técnica. La producción discográfica exige también realizar importantes esfuerzos en la distribución. Pensar en la comercialización es necesario para poder coronar estos esfuerzos. Los temas en la radio no deben exceder de 3´40´´
Parranderos de la Paz ha tomado como referencia la experiencia de otras agrupaciones promocionales: la elección del tema promocional. Ese tema es el que debe llevarse a la radio. Ese tema es el más comercial. Eso obliga a definir un target, que luego se puede ampliar, y en el caso de Parranderos de la Paz ha logrado la inserción de las nuevas generaciones. Para ese target se producen piezas satíricas, que se acercan desde la jocosidad, a los jóvenes. Las instituciones culturales suelen hacer muchos llamados a colaboración. Esta dinámica ha inspirado a parranderos de la paz a analizar la dinámica de mercadeo. La producción de este año, se espera hacer el lanzamiento mediante una caravana que saldrá a las 8 am de la fuente. Desear preservar la tradición tanto como innovar sobre ella, requiere la búsqueda de sostenibilidad.

…………………………………………………………………………………………………..

Actividad de la Cátedra de Identidad, José Joaquín Salazar Franco “Cheguaco” avalada por el vicerrectorado Académico de la Universidad Nacional Abierta dentro del marco del Programa de Desarrollo Cultural y Socioproductivo del subprograma de Extensión Universitaria, y por la Fundación Cheguaco, desarrollada en alianza con las siguientes instituciones:

  1. Centro de Estudio y Difusi{on de la Música Neoespartana (CEDIMN)
  2. Academia de la Historia Regional
  3. Asociación de Cronistas del estado nueva Esparta
  4. Diario sol de Margarita
  5. Universidad Corporativa Sigo-
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s